Santos Luzardo

16 Comentarios

Fíjate que acabo de conseguirme a uno de mis ahijados: Santos Luzardo se llama. Imagínate tú qué nombre. Es un indígena cuiba, de las costas del Capanaparo y de todas estas tierras. Yo nunca lo bauticé en una iglesia, pero es mi ahijado. Luis Jicuture, quería que yo fuera su padrino. Conocí a Santos Luzardo en las riberas del Capanaparo, allá en Carabalí, barranco yopaleño, en 1986. Recuerdo que me lo llevé con mis soldados y los amigos que andaban en un bongo, navegando el Capanaparo. Desde entonces es mi ahijado del corazón, como uno tiene tantos. Más nunca había visto a Santos Luzardo desde 1986. ¿Cuántos años?, catorce años. Nunca he olvidado a ese muchachito cuiba. Tanto, y yo no sabía que iba a verlo hoy. No sabía y me lo consigo apenas llegando aquí.

Y anoche, en uno de esos ratos que le robo al huracán –a veces uno le roba al huracán–, invité a mi hijo Hugo a cenar, y fuimos a un restaurante chino en Caracas. Los dos, sin escolta, sin parafernalia, y nos sentamos a hablar. Y anoche lo recordamos durante dos horas de conversación de amigo a amigo, de padre a hijo, oyéndole sus angustias, sus dudas, y yo tratando de ser padre y de ser amigo en medio de este huracán. Yo le recordaba a Hugo su vida, desde que nació, y, por supuesto, el tiempo que estuvimos aquí en Elorza, con su madre, con Rosa y María.

Entonces, él recordó a Santos Luzardo. Porque él se hizo amigo de Santos Luzardo, son de la misma edad. Hugo tenía una bicicleta vieja que alguna vez le compré por allá por el ipsfa, seguramente a precios módicos, a crédito, y él se la trajo. Pero ese año le compré otra, muy modesta pero nueva, así que él tenía la vieja por allá en un cuarto. Aquí mismo, estamos a media cuadra del sitio donde nosotros vivimos tres años, compartiendo las raíces de este pueblo tan querido. Y un día llegó Luis con su mujer, siempre andan por ahí mis hermanos los cuibas y los yaruros, y con ellos tenemos un compromiso vital, también existencial, de devolverles la vida, la dignidad. Lo hicimos un poco, hasta donde podíamos, en aquellos años que aquí estuvimos. Recuerdo que Huguito le mandó la bicicleta a Santos Luzardo de regalo. Esa bicicleta debe estar por allá en alguna ribera del Capanaparo. He visto de nuevo a Santos Luzardo, le doy la bendición. Tuvo un problema en un ojo, y ahí está mi compadre Luis Jicuture. Me cuenta que Santos Luzardo estaba lanzando flechas y alguna flecha que lanzó otro niño le dio en el ojo; ha perdido la vista de un ojo. Tenemos que llevarnos a ese muchacho, vamos a hacerle un estudio en el ojito a Santos Luzardo y a todos los niños que haya que atenderlos.

/ / /

Elorza, como la India

El Cubiro

 
16 Comentarios
  • 05 octubre 2012 / 01:10 pm

    me encanta, tanta humildad hasta para escribir es de admirar. mi Comandante yo lo amo!!!

  • 05 octubre 2012 / 04:10 pm

    Se mencionan partes del llano venezolano y etnias indigenas propias de nuestra patria. Lo que mas resalta ademas de evocar las vivencias en elorza; es la hermandad que logra el chavez padre entre huguito y santos luzardo. A tal punto que, aun pasados tantos años huguito lo recuerda con afecto. Esta plasmado tambien el valor de la amistad, hermandad, igualdad,paternidad responsable .

  • 16 octubre 2012 / 10:10 pm

    El relato, del llano sobre Santos Luzardo, nos demuestra que bella es la amistad no como una palabra vacía, en esta historia se observa con claridad la condición Humana que se desborda como un ejemplo definido y firme, practica de vida es la que realiza con sus acciones nuestro Presidente Chávez, y su hijo Hugo Jr. quienes nunca olvidan a un amigo, o a su pueblo que para el son como sus hijos, eso lo demuestra día a día con sus ideas políticas, de inclusión, de mejorar concreciendo las condiciones de vida de su pueblo, el pueblo Venezolano, el cual le volvió a dar su voto de confianza, para que así siga acordándose de ayudar, de compartir y seguir gobernando junto a todos nosotros en esta verdadera Democracia Bolivariana Revolucionaria, tanto es así que creo un despacho para el seguimiento de la Gestión Perfecta, porque Ahora el pueblo tiene el poder de Gobernar junto a su líder que seguirá atendiéndolos como Dios manda.Amen.

  • 16 octubre 2012 / 11:10 pm

    Santos Luzardo, bello relato que demuestra la Filosofía de vida de nuestro Comandante Chávez, y de su hijo Hugo Jr, los cuales nunca olvidan a un amigo, siendo también sus amigos el Pueblo Venezolano, y cualquier ser humano que se encuentra en situación adversa en el mundo… tanto es así, que el Presidente fue reelecto de nuevo por que el pueblo siente que es un un padre, un ser Humano con un bello Corazón y memoria de elefante, jamas olvida a un necesitado razón por la cual su amor se concreta concreciendo cada día mas en ese binomio pueblo gobierno en la gestión perfecta, que perfecciona todo lo que hasta ahora se venia realizando… así sera con el apoyo de Dios Amen.

  • 12 noviembre 2012 / 04:11 pm

    que la vida le premie comandante usted es un luchador social desde joven.

  • 30 noviembre 2012 / 01:11 pm

    Pido a los politicos oficialistas que se preocupen por los indigenas como lo hace chavez, que ha dado ejemplo a todos de como gobernar. Sigan su ejemplo, compañeros dirigentes politicos

  • 21 diciembre 2012 / 11:12 am

    excelente como ustedes expresan las maravillosas vivencias de nuestro máximo líder. a toda nuestra familia les encanta esta pagina. Es como conocer mas de serca a el comandante como narra lo hermodo de nuestro llano esas vivencias lo hacen ser mas humilde y gran humano. Fe en ti y en Dios. Amen

  • 21 diciembre 2012 / 11:12 am

    Excelente como narran las maravillosas vivencias de nuestro líder. A toda nuestra familia nos gusta esta página. Ver cada historia narrada con tanta humildad y corazón lo hacen ser lo que es horita una gran persona y con un grado de espiritualidad. Gracias por esta página. Fe en Dios y en Chávez nuestros dos máximos líderes.

  • 29 diciembre 2012 / 02:12 pm

    Ahí está otra prueba de la universalidad de nuestro Presidente. Buen contador de historias, con ese sentimiento humano que llega a transmitir hasta el dolor por la desgracia del otro. ¡Cuánto lamento que Santos haya perdido su ojo!

  • 30 diciembre 2012 / 04:12 pm

    ” este texto del libro es uno de los que mas evidencia que el presidente no desperdicia oportunidad para instruir , para filosofar …también como siempre se pone de manifiesto su sensibilidad social ..su humildad … Siempre tomandose el dolor ajeno como suyo propio… Ha internalizado muy bien la frase de Cristo : !! Todo lo hicieres con los mas necesitados lo hicieres también conmigo!!….esa capacidad que tiene el presidente de amar a su pueblo sobre todo al mas menesteroso siempre será correspondido eternamente y su corazón abierto de par en par para entregárselo a sus hijos lo ha convertido en la esperanza de los niños… Porque el que ama a un hijo ama a todos los hijos del mundo…”

  • 30 diciembre 2012 / 05:12 pm

    Nunca en la historia venezolana y para ser directo nunca había conocido un presidente como el que tenemos ahorita. Hugo Rafael Chávez Fría, un presidente que es a “todo terreno” gracias a Dios por poner un Presidente que de verdad comprende las necesidades del pueblo del ser humano y que es justo que viva el presidente y que dios le de mucha salud y sabiduría

  • 10 enero 2013 / 04:01 pm

    BARRANCO YOPALEÑO ES DEL YOPAL PUEBLO DEL LLANO COLOMBIANO YO ESTUVE ALLI LO QUE INDICA QUE EL COMANDANTE SE RECORRIA COLOMBIA TAMBIEN CON LOS SOLDADOS VENEZOLANOS ,TAMBIEN DEBE CONOCER A TAURAMENA EN EL CASANARE..SALUDOS MI COMANDANTE.

  • 15 enero 2013 / 08:01 pm

    Lo comente!!!

  • 22 marzo 2013 / 02:03 pm

    Tan bello mi Cmdte,tan humilde,tan amoroso,tan grande de sentimientos! Siempre se preocupo por los demas y repartio su amor y ayuda sin esperar nada a cambio. Cuanto lo amo y extraño!

  • 05 mayo 2013 / 05:05 am

    En verdad los relatos de mi comandante nos llegan al alma y aunque suene trillado CHAVEZ VIVE.

  • 17 mayo 2013 / 02:05 pm

    Me haces falta Comandante!!!
    Donde te encuentres, quiero decir al mundo, a la soledad, a la tristeza, a la vida, al viento, al cielo, al mar, al universo, al tiempo que te llevo en el alma, que me haces falta

Haga un comentario