Prólogo

30 Comentarios

“Permítanme siempre estas confidencias muy del alma, porque yo hablo con el pueblo, aunque no lo estoy viendo; yo sé que ustedes están ahí, sentados por allí, por allá, oyendo a Hugo, a Hugo el amigo. No al Presidente, al amigo, al soldado”.

Así comienza “Cuentos del Arañero”, cual anticipo de este libro que muestra a Chávez contado por sí mismo.

Más de 300 ediciones del programa Aló Presidente alimentaron la presente compilación; páginas con visos autobiográficos y la impronta de quien ha marcado la historia reciente de Venezuela.

Son muchas las pasiones que se desbordan en el discurso del líder bolivariano: la familia, el béisbol, las Fuerzas Armadas, el culto a los próceres, a los héroes, el amor infinito a Venezuela y, sobre todo, a las amplias masas excluidas.

Es un viaje que inicia en sus raíces en Sabaneta de Barinas, en aquella casita de palma y piso de tierra, con el topochal a mano. “Pobre, pero feliz”. Y la abuela Rosa Inés, la “mamavieja”, la familia, los amigos de la niñez; la vívida estampa de cientos de miles de hogares humildes de los pueblitos del llano.

De entonces el Chávez sensible, observador, que absorbe cual esponja, se nutre de sus orígenes y carga con ellos a través de los años, las vicisitudes y etapas de una vida de batalla.

Por aquellos días se fue forjando el apasionamiento por la historia, que enrumba desde las leyendas familiares, Maisanta, “el último hombre a caballo” y su escapulario más que centenario.

“Por aquí pasó Zamora”, decía la abuela, y la imaginación encandilaba a aquel muchacho que se subía al palo más alto del patio, oteando un horizonte en el que luego redescubrió a Bolívar por los caminos de la Patria.

Porque Hugo Chávez Frías trajo de regreso a Bolívar, lo despojó de la coraza pétrea de las esculturas, lo bajó de los pedestales inmóviles de las plazas, se sumergió junto a él y lo hizo sustancia en el torrente de la gente, que se apropió del nombre, el pensamiento y la obra del Libertador.

El Presidente de Venezuela cuenta como nadie la historia nacional; la interpreta, la explica, hurga en sus protagonistas, batallas, contradicciones, con una visión de interconexión entre el pasado, el presente y el porvenir, con una perspectiva transformadora.

Chávez es un investigador e historiador que trasciende los moldes de la academia. Y ello no hubiera sido posible sin su paso por el cuartel, cual soldado de las “tropas del Ejército Libertador de Venezuela”, como alguna vez le espetó, exigiendo respeto, a un gobernador adeco, corrupto.

Aquel “Bachaco” o “Tribilín” llegó a la Academia Militar, en Caracas, con la ilusión de ser pelotero de Grandes Ligas. Pero, junto al uniforme, los sueños se ensancharon catando de las tradiciones, de la disciplina, de la camaradería y, más que todo, de las injusticias vividas y confrontadas en el cumplimiento del servicio.

Así lo encontramos de subteniente en 1975, en La Marqueseña, Barinas, en las “antiguas tierras del Marqués de Boconó”. Tierras mágicas signadas por senderos de leyendas, combates, sangre derramada y también por lo real maravilloso: “Aquí descubrí un carro un día entre el monte, un Mercedes Benz negro. Lo limpiamos, abrimos el maletero con un destornillador y conseguí un poco de libros de Marx, de Lenin; conseguí este libro por allá, lo leí aquí: ‘Tiempo de Ezequiel Zamora’, de ese gran revolucionario Federico Brito Figueroa. Aquel subteniente Chávez comenzó a leer aquí, comenzó a hablar con los soldados allá”.

Hablar quiere decir forjar conciencias, aunar voluntades, sembrar la semilla del Movimiento Bolivariano que tuvo su juramento en el Samán de Güere y el bautismo de fuego el 4 de febrero de 1992, cuando el “Por ahora” dio la pauta al devenir.

Chávez dialoga, tutea, narra al detalle, se adelanta a veces, va atrás, superpone historias; rompe la lógica gramatical sujeto-verbo-predicado. Es parte de su estilo, su técnica narrativa, con la cual mantiene en vilo, enseña, polemiza, pone a pensar y convence. Se trata, sin lugar a dudas, de un fenómeno de la comunicación directa, cercana, permanente con su pueblo.

Llanero de pura cepa, y orgulloso de serlo, Chávez es también un fabulador. Él asegura que no exagera, pero Fidel Castro, quien lo conoce bien, acuña que su amigo venezolano “rellena”, al menos sobre las historias que involucran a ambos.

Los “rellenos” ocurren, sobre todo, cuando la narración le concierne personalmente. Como la serpiente que, según sus propias palabras, estuvo a punto de devorarlo en su cuna, allá en la casa de piso de tierra de Sabaneta. “A la tragavenado la colgaron del techo y la cola pegaba en el suelo. El grueso era como el de un caucho de carro”, rememora para asegurar: “estoy vivo de broma”.

O aquel caimán del Arauca, que fue creciendo de cuento en cuento, en medio de la credulidad-incredulidad del auditorio. “Cuarenta y cinco metros de largo conté yo a pepa de ojo”.

Entonces la narración gana en intensidad porque el que la cuenta lo hace como si la estuviera viviendo en tiempo real. Así llegan los sonidos: “Pac”, suena cuando su padre bocha la bola criolla; “Ass”, el silbido de la tragavenado; “Uuuh”, los fantasmas de Sabaneta; “Pum”, vuela lejos la chapita; “Ta, ta, ta”, Evo habla que habla; “Ra, ra, ra”, meterle a los gringos cuatro batallones por el flanco; “Uju”, sorpresa.

De la mano del sonido están también los corridos, las coplas, las canciones. “Yo canto muy mal”, confesó públicamente, pero a continuación acotó: “como dijo el llanero aquel, ‘Chávez canta mal, pero canta bonito’”.

Lo cierto es que resulta difícil encontrar a otro jefe de Estado que entone más en público, desde el himno nacional, hasta rancheras, baladas de moda y, sobre todo, las estrofas del cantar folclórico venezolano, del que ha sido campeón promotor. Cantor de pueblo, pues.

Y, ¡claro!, el lenguaje. El del presidente, del líder político, forjador de conciencias, educador, del declamador, del poeta. Pero también el del ciudadano de a pie y más, del veguero de campo adentro. De ahí el uso diáfano de vocablos que forman parte del habla popular, aunque algún diccionario no los reconozca: “jamaqueo”, “choreto”, “jalamecate”, “firifirito”, “espatilla’o”, “esperola’o”, “kilúo”, “arrejuntar”, entre muchos otros.

¿Es cómico?, preguntaba un amigo al conocer de la idea del libro. Chávez es dicharachero, se ríe de sí mismo, celebra el chiste sobre su persona, pero también arranca carcajadas del auditorio cuando pone al adversario en el centro de su colimador. Ya lo dijo en alguno de sus alocuciones: “Revolución es amor y humor”.

Pero “Cuentos del Arañero” es también algo muy serio. Chávez sufre en sus páginas, le duele el dolor del pueblo, del niño que agoniza sin atención médica, que muere porque el capitalismo y los gobernantes a su servicio se la negaron. “¡Es el infierno aquí!”, se lamenta el Presidente, que en los primeros años de su gobierno se consigue la tragedia por doquier, la nefasta herencia de la IV República.

“Como siempre, está la masa del pueblo y yo me echo encima de la masa, me abrazo con ella, sudo con ella, lloro con ella y me consigo. Porque allí está el drama, allí está el dolor, y yo quiero sentir ese dolor, porque solo ese dolor, unido con el amor que uno siente, nos dará fuerzas para luchar mil años si hubiera que luchar”, exclama por aquellos días.

Desde esos tiempos la amistad con Fidel, relación entrañable de una sensibilidad superior. Sobre ello, y más, habría mucho que decir. Pero mejor que lo cuente Chávez, el arañero de Sabaneta.

 Orlando Oramas León

Jorge Legañoa Alonso

Junio de 2012

/ / / / / / / / / / / / /
 
30 Comentarios
  • Laura
    21 septiembre 2012 / 05:09 pm

    Es un buen prólogo, invita gratamente a continuar leyendo. Muchas gracias…

  • LUIS VELOZ
    21 septiembre 2012 / 07:09 pm

    Aunque no he comenzado su lectura formal, solo el prologo y el capitulo de la abuela Rosa, ya me capturo…

  • jesus moreno
    21 septiembre 2012 / 07:09 pm

    ME DIO UN PREÁMBULO DE LO QUE NOS ESPERA AL LEER ESTE LIBRO..DE SEGURO ME DARÉ UN BANQUETE..

  • Said Morales
    21 septiembre 2012 / 09:09 pm

    Muy buen prologo, solo con leerlo brotaron de mi sendas lagrimas, porque ese es el hombre que conoce el sufrimiento del pueblo, el sentir, el amor,la soledad, la desespeanza, imaginense cuanto voy a llorar leyendolo, pero estoy segura lo disfrutare, gracias

  • Jesús Villamizar
    21 septiembre 2012 / 11:09 pm

    Solo he leído el prologo, pero desde ya me motiva a seguir leyendo.
    Se nota que desde su niñez, ya su abuela Rosa Inés, sin saberlo, estaba sembrando la semilla Revolucionaria, cuando le decía: “Por aquí pasó Zamora”, las lecturas de historia, Bolívar,Tiempo de Ezequiel Zamora, Federico Brito Figueroa, Maisanta, el último hombre a caballo; así como, no por casualidad, sino cosas del destino,que comienza a germinar y fortalecer la semilla, para desarrollar y cumplir la misión en la Patria encomendada por el Supremo, cuando encuentra en aquel Mercedes Benz negro, varios libros, Lenin, Marx, entre otros.

  • zuleida M.
    23 septiembre 2012 / 02:09 pm

    nada mas es el prologo y ya comence a llorar solo una persona con esa sencibilidad humana puede inspirar ese amor en su pueblo, solo un pobre puede entender la pobreza solo un alma noble puede sentir el dolor del que sufre asi es mi presidente, este libro promete y se que me va a gustar. felicitaciones a sus autores y gracias por regalarnos este libro.

  • Fernando
    23 septiembre 2012 / 04:09 pm

    Las ideas siempre están presente en nuestro corazón es el entusiasmo y la pasión la que la hacen realidad.

  • maria jael rave
    23 septiembre 2012 / 05:09 pm

    que belleza, un libro hermoso que nos muestra amor, candor, dulzura; como es nuestro presidente un ser extraordinario, puro, autentico y tambien guerrero de la luz. si yo formo parte de ese pueblo que lo sigue desde mi trinchara lo veo grande en las dificultades, humilde en el triunfo. estoy feliz de poder leer sus cuentos compartiendo la tacita de cafe como cuando una escucha a un ser querido, como cuando maria se echaba a los pies de Jesus para escuchar el evangelio. todos los dias pido a la trinidad lo bendiga, lo ampare y lo ilumine.

  • Aura Navarro
    25 septiembre 2012 / 12:09 pm

    Yp empecé al revés, primero leí parte de los cuentos y ahora estoy leyendo el prólogo, que tal, y como reza: Nuestro Presidente y Comandante: despojó a Bolívar de la coraza pétrea de las esculturas, lo bajó de los pedestales inmóviles de las plazas y Chávez con su maravillosa forma de expresarse, de dialogar, de conversar hizo que Bolívar se hiciera torrente en el pensamiento, en la conciencia, en el alma del pueblo. Lo bendigo al igual que hago con mis nietos: Dios te ampare y te favorezca, te libre de todo mal y peligro y te haga un lider mundial del bien, la justicia y del amor. Te quereeeeemos.

  • Siria
    25 septiembre 2012 / 05:09 pm

    Bueno yo soy bendecida, porque en dos dìas, a raticos leì el Libro, lloré; no crean que nos toca la fibra sensible humana, la que cada uno de los seres vivos tenemos dentro de nosotros.
    Èste hombre es único, original, sencillo y con una Gran Humildad que es lo que nos caracteriza como Venezolanos.
    Un Lìder neto, que rompió con todos los paradigmas,
    Sencillamente un GRAN SER HUMANO…que mi DIOS te Bendiga por siempre…..Presidente…
    AMÈN!!!

  • Santiago Pitarch
    27 septiembre 2012 / 11:09 pm

    GRANDE HUGUILLO

  • Federica
    28 septiembre 2012 / 03:09 am

    Hola! Yo soy de Italia y me gustaria comprar el libro. Hay chance? Muchas gracias. Federica

  • 28 septiembre 2012 / 08:09 pm

    Excelente idea la de este libro.. muchas personas con gran sensibilidad como yo te admiramos por esa gran virtud.. el AMOR por el pueblo y los más necesitados! Todavia queda camino para seguir con esa gran labor, Pa lante! Las personas GRANDES de corazón nacen y no se hacen.. gracias por tanto AMOR…

  • 30 septiembre 2012 / 02:09 am

    Ojalá llegue pronto a Cuba, quiero comprarselo a mi mamá que está loca por leerlo… ya le lleve el pdf pero no es igual. Felicidades a los compiladores!

  • 30 septiembre 2012 / 12:09 pm

    Mañana lunes 1/10 en nuestra revista, entrevista exclusiva con los compiladores del libro… No te la pierdas. http://bit.ly/MaSvhi

  • 08 octubre 2012 / 04:10 pm

    Al leer el Prologo se sumerge uno en una lectura que no se puede interrumpir, por eso ya empece y no me interrumpo mas

  • 20 noviembre 2012 / 08:11 am

    Excelente prólogo! Esto se asoma como la punta de un iceberg de una verdadera revolución en lo comunicacional, ya nada será igual, de ahora en adelante habrá cada vez más conexión entre el Pueblo y sus líderes naturales, representado por nuestro Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, consolidando la Independencia y la Patria Socialista en un avance sin retorno hacia un nuevo orden mundial, ya que no volverán!

  • 14 diciembre 2012 / 09:12 pm

    Excelente prólogo? espero leer el libro, y tan solo digo gracias a Dios, el dia en que comenzó a tener esta preocupación nuestro presidente encendio esa luz en nuestro sendero. porque de no ser así no se que fuera de nuestro pueblo.. NUESTRO PRESIDENTE ES UN GUERRERO DE LUZ..

  • 26 diciembre 2012 / 12:12 pm

    No he comenzado a leer bien los cuentos del arañero y ya me ha hecho ver una vez mas que nuestro comandante ha vivido en carne y hueso lo que las sanguijuelas de la IV República dejó con sus pasos por la patria de nuestro libertador SIMON BOLIVAR. Es tan cierto lo que una vez dijo Neruda sobre el Padre de la Patria …DESPIERTO CADA CIEN AÑOS CUANDO DESPIERTA EL PUEBLO… y eso fue lo q pasó, resurgió el alma de Bolívar en nuestro comandante HUGO CHAVEZ y el pueblo lo aconpaña y lo acompañará con el ejército por siempre y para siempre……!

  • zulyn gonzález
    20 febrero 2013 / 12:02 am

    Siento que alguien me toma de la mano y me invita a sentarme y escucho placidamente la apertura de una historia de nunca acabar, ya que entre más escuchas más deseas saber sobre los aconteceres que se suceden, donde todos somos protagonístas de un guión de la vida real y que aparte de las bromas, exageraciones aunque Chavez diga lo contrario y nos reafirma como lo del caimán con la palmera en el lomo, bueno… pero es un exelente profesor, y pienso que se le debe reconocer mucho de lo presentado en el ALÓ PRESIDENTE, especialmente lo que con el mapa en la mano nos condujo a la práctica útil en los trabajos que se realizan en las comunidades ya que todo amerita la utilización del (mapeo) lo llamaríamos en ambiente de la Milicia, mapa para preparar, entrenar y organizar, y en las comunidades sería preparar, educar y organizar; son muchas áreas que se pueden aplicar hoy día en la ejecución de los trabajos que se realizan en cualquier ambiente.

  • jorge
    07 marzo 2013 / 09:03 pm

    soy de mexico,tratare de buscar este libro,me interesa mucho saber de la vida del comandante hugo chavez.

  • BELLA MARTINEZ
    18 marzo 2013 / 07:03 pm

    PARA EMPEZAR ME PREGUNTÉ…CÓMO HARÉ PARA OBTENER ESA OBRA MÁGICA?…Y ME QUEDÉ TRANQUILA …LUEGO ME ALEGRÉ MUCHÍSIMO CUANDO VI LA PUBLICACIÓN EN MI FACEBOOK Y DI GRACIAS A LA PERSONA QUE ME FACILITÓ ESTE REGALO … ME GUSTA COMO HABLA CHÁVEZ, QUE PERSONALIDAD TAN SUÍ GENERIS, QUE VOZ TAN FIRME, CLARA, CADENCIOSA …. ERES ÚNICO PRESIDENTE …!!! YA LEÍ EL PRÓLOGO Y ME FAMILIARICÉ CON SU CONTENIDO..ESCUCHO TU VOZ A MEDIDA QUE VOY LEYENDO, TU RISA, TUS GRACIAS QUE TE QUEDAN TAN BIEN ….QUE SUERTE HABER TENIDO ESTE LUJO DE COMANDANTE …NO PUEDO EVITAR EL LLANTO …. PERO TE SIENTO A MI LADO … SONRIENDO …. TE AMO PRESIDENTE …. CUANTAS ACTIVIDADES, LECTURAS, EJEMPLOS, VIVENCIAS NOS HAS DEJADO PARA ESTAR SIEMPRE CERCA DE TI …. TENEMOS UN MUNDO !! SEGURO LO HEMOS DE APROVECHAR Y SER CADA DÍA MEJORES ….QUE TALENTOSO JOVEN TENEMOS !! UN GRAN ABRAZO…COMPATRIOTA!! MUUUCHAS GRACIAS POR TODO LO QUE DISTE AL MUNDO!!

  • 03 abril 2013 / 08:04 am

    Este es un gran libro. No tiene desperdicio; y lo más significativo, es que su lectura es llana, sencilla,fácil de digerir y entender.Apto para todas las edades,ya que puede leerse en el calor de la familia, como una tertulia hogareña; así como lo hacían nuestros abuelos, que nos reunían en la noche para echarnos cuentos de sus vivencias.En concreto,el “cuento del arañero”, es y será por siempre un libro extraordinario,en memoria de ese gran lider inmortal,Hugo Rafael Chávez Frías, el redentor de los pobres.

  • Rosa Elena
    04 abril 2013 / 09:04 pm

    Mi comandante mañana cumples un mes que te fuiste, nos dejaste físicamente, pero sabes que vives en cada una de las personas que te amamos de corazón aun sin conocerte personalmente. Y tu partida la he llorado pero me dejaste la alegría de seguir adelante. Ahora tenemos patria como nos los dijiste el 08/12 cuando te despediste de tu pueblo.Eres grande mi comandante. Que Dios te tenga en su santa gloria. TE AMOOOOOOOO!!!

  • 23 abril 2013 / 04:04 pm

    Y qué se puede esperar de un hombre que vino a este mundo, no solo enviado de Dios, no, él vino tomado de las benditas manos de nuestro señor Jesús para dejarnos este legado, Diosssss gracias por tu maravilloso regalo el cual vino dotado de un cerebro especial, él es nuestro gigante como lo dijo su hija María Gabriela, que dios les bendiga, a él por ser gigante y a ella por pronunciar el nombre adecuado, Chávez fue y seguirá siendo nuestro gran maestro sapientísimo y lleno de amor profundo, por eso y por mucho más su pueblo le ama y nunca morirá en nuestros corazones, siempre estarás en nuestras vidas, bendito sea el señor en las alturas. Dios gracias por Chávez. El cuento del arañero no es más que el reflejo de nuestro gran hombre, nuestro gigante. Amén.

  • Ceres Rodriguez
    16 mayo 2013 / 03:05 am

    Chávez es y será el hombre más grande que ha parido esta tierra, después de Bolívar, por eso te quiero y te querre siempre como un padre, ¡Chávez por siempre y para siempre!

  • Luis Manuel Gutierrez Gomez
    20 junio 2013 / 02:06 am

    Recién comienzo a leer el prólogo y surgen en forma espontánea lágrimas de mis ojos, no sé si de alegría por haberlo tenido o de tristeza por haberlo perdido. De niño soñé con alguien que despertara a Bolívar de su sueño eterno y viniera a darnos la completa libertad y tu mi Comandante hiciste ese sueño realidad. Fuiste un hombre con un amor por su pueblo maravilloso, inmensurable, no hay calificativo que pueda describir el gran amor por tu Patria, por esa y muchas otras razones te abras ausentado físicamente, pero en la mente y corazón de todos tus compatriotas perduraras por siempre. ¡COMANDANTE, NUNCA MORIRAS!

  • click aqui
    20 diciembre 2013 / 11:12 am

    Fantastico post. Gracias por aportarlo…Espero màs…

    Saludos

  • 03 junio 2014 / 12:06 pm

    Excelente Post felicitaciones
    Fuiste un hombre con un gran amor por su pueblo maravilloso, no hay calificativo que pueda describir el amor por tu Patria, por esa y muchas otras razones te abras ausentado físicamente, pero en la mente y corazón de todos tus compatriotas perduraras por siempre. ¡SEGUIMOS TU CAMINO HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!, NUNCA MORIRÁS!

  • Melissa Pineda
    04 julio 2014 / 02:07 pm

    Simplemente GRANDE, Hugo CHÁVEZ!!!!!! IRREPETIBLE!!!!!!

Haga un comentario