Orfeón universitario

15 Comentarios

El 3 de septiembre de 1976, siempre lo recuerdo porque perdí varios amigos, varias amigas, una de ellas muy querida, compañera de bachillerato, de esa edad tan bonita de los quince, de los dieciséis. Era Coromoto Linares Pinzón, de la muy linda ciudad de Barinas, por aquellos años ’69, ’70, ’71. Era el 3 de septiembre de 1976, día que cayó aquel avión venezolano de la Fuerza Aérea en las Azores. Ahí se fue todo nuestro Orfeón Universitario, con su director y con sus voces. No hay 3 de septiembre que no recuerde esa tragedia. Nos habíamos visto semanas antes con un grupo de amigos que cantaba en el Orfeón, con algunos de ellos hacíamos reflexiones políticas. Coromoto estudiaba Farmacia, estaba ya por graduarse, era de ese grupo, de allá de Cheo Rodríguez. Morela era su hermana mayor, su padre Abraham –el poeta Linares–, su madre, allá en su casa de la avenida Mérida, donde íbamos a estudiar matemática, historia. A veces amanecíamos estudiando, sobre todo en tiempos de julio para los exámenes finales.

Eran los días de aquella película “Las fresas de la amargura”. Recuerdo que con Coromoto fuimos una vez a ver esa película en el cine Verdi. Era una de las primeras películas con Charles Bronson. A ambos nos gustaban mucho las de Charles Bronson. “Alguien detrás de la puerta”, “Visitantes en la noche”. Vaya mi sentimiento y mi recuerdo desde el alma y la de todos nosotros a las voces que no se fueron. Se quedaron cantando con nosotros, el Orfeón Universitario y a su director, el maestro Vinicio Adames.

Ese septiembre de 1976 recuerdo que veníamos muy alegres de San Cristóbal con el teniente Arleo Espinoza, manejando un Camaro “envenenado”. Éramos subtenientes; habíamos jugado béisbol en San Cristóbal. El Batallón de Barinas ganó el campeonato de béisbol de San Cristóbal, de todos los batallones de la División de Infantería. Veníamos de allá, y yo: “Arleo, no corras tanto que está lloviendo”. “No, que este es un Camaro cauchos anchos”. Agarramos una curva a mitad de camino entre San Cristóbal y Barinas, y de repente nos conseguimos una laguna. ¿El Camaro? ¡Mentira!, ¡qué cauchos anchos ni qué nada! Nos encunetamos, recuerdo que dijo Arleo: “¡Cónchale, otra vez!” “¿No te dije que no corrieras tanto, Arleo?” Veníamos todavía con el uniforme de béisbol del Batallón Cedeño de Cazadores, y el radiador roto.

Nunca se me olvidará que me paré en la carretera y le digo: “Quédate aquí, ¿tienes la pistola?, yo me llevo la mía, voy hasta el batallón a buscar la grúa”. Estaba como a una hora de Barinas, así que empezamos a parar la cola. Se detuvo un señor de Barinas en una camionetita; me conocía. “Chávez, ¿qué tal?”. “Arleo, cuídate, yo vengo con la grúa”. Íbamos hablando el señor, la familia y él prende la radio, Radio Barinas: “Última hora. Un avión cayó en las Azores”, y dan la lista de los muertos, Coromoto Linares. “¡Ay, ay, no puede ser, Dios mío!”, entre tantos dolores de un accidente aéreo en la isla Terceira del archipiélago de las Azores, Portugal, murieron los muchachos. Las causas reales del drama jamás fueron plenamente reveladas. Contó el gobernador de las Azores que había mal tiempo y los muchachos tenían que hacer una escala allí. Era un Hércules de la Fuerza Aérea. El piloto se equivocó de isla. Tenía que aterrizar en Santa María, que es la pista internacional donde siempre aterriza el “Camastrón”. Se fueron a la otra isla que está más allá, con una pista pequeña y no pudieron. Se metieron contra la oscuridad, que se los llevó. Un recuerdo, pues, para los muchachos. ¡Viva el Orfeón Universitario!

/ / / / /

Para los pobres, nada

¿Por qué no le da la cara?

 
15 Comentarios
  • 02 octubre 2012 / 11:10 pm

    No conocía esta historia,alguna vez escuche algo,pero no como se narra aquí.Me pareció muy triste,y más cuando uno tiene hijos con tanta vida,y sueños,esto ocurrió en el año 1976 y yo nací un año después.Así es la vida.Lo que me pareció extraño fue el error del piloto,ahí es donde uno dice lo importante que es el conocimiento geográfico,bueno,el conocimiento de todo un poco.Gracias por compartir,se lo contaré a mis hijos.Este es el primero que comento.

  • 03 octubre 2012 / 06:10 am

    Ay mi presidente que dolor tan grande cuado me entere de esa tragedia,justamente venia de san cristobal hacia san juan de colon y escuche la noticia por la radio, pues fueron momentos de mucha angustia y en ese tiempo no existian los celulares, pues un familiar mio pertenecia a ese orfeon,y justamente no habia podido asistir a esa jira porque estaba enferma.Inolvidable ese orfeon.

  • 04 octubre 2012 / 12:10 am

    Fueron días muy tristes para los que estudiábamos en la UCV. Cada 3 de septiembre los recuerdo. Nunca olvidaré toda esa cantidad de urnas en la plaza del rectorado . Algo impresionante y muy doloroso. Siempre debemos recordarlos FlorElisa , ClarIsa , Isbelia con sus hermosas voces .

  • 22 octubre 2012 / 09:10 pm

    yo también recuerdo ese día y siempre la tristeza llega igual cuando el grupo madera que lastima y que mal recuerdo

  • 31 diciembre 2012 / 11:12 am

    Qué triste historia , yo aún no había nacido, nací tres años después, pero igual sabemos que fue gente valiosa la que tuvo que partir y que Chávez nos lo narra con ese sentimiento tan sutil, siempre siendo tan él, jamás Chávez se disfraza siempre tan auténtico . Que hermoso!!!

  • 05 enero 2013 / 03:01 pm

    !!!ESE NO ERA SU DIA TODO LE SALIA MAL…RECIBA UN SALUDO REVOLUCIONARIO!!!CHAVEZZ ES TODO UN PUEBLO!!TIEN UNA HISTORIA QUE CONTAR..POR CADA DIA!!!..!!MIL BENDICIONES!!!..

  • 07 febrero 2013 / 08:02 pm

    Recuerdo esa horrible tragedia del 3de septiembre en los AZores,alli se fueron sueños personas amadas, mi gran amiga ANalexis Ramires de San FElipe se fue alli, fue el mas triste episodio vivido en la UCV de ese entonces, nunca olvidare el velorio en el pasillo del AUla MAgna. gLoria a esas personas tan hermosas que partieron a dar amor a través del canto y partieron al cielo.

  • 07 febrero 2013 / 08:02 pm

    CHavez . Tenemos muchas vivencias comunes somos del 54 una generación extraordinaria. Como que andábamos en la misma vaina. Que extraordinario es la utopia y los sueños de una sociedad justa y equilibrada

  • 01 mayo 2013 / 09:05 am

    Lamentable perdida la del Orfeon !! Y ahora la perdida deste Coloso que eres tu!! Chavez de mi Vida!!

  • 24 mayo 2013 / 05:05 am

    De las cosas feas que ocurren se pueden decir variadas cosas, que si fue causa de Dios, que si fue imprudencia, negligencia, impericia, o fallas mecánicas, tal vez fallas digitales o simple distracción, las fallas humanas y las consecuencias naturales son sin duda cuestiones de azar, pero algunos pueden opinar, “Dios no juega con dados” y lo mismo pudiesen decir “guerra avisada no mata soldado y si lo mata es por descuidado”, son viejos refranes del saber popular, de esa gente de apie, que mucha veces ve mas,lo difícil del asunto es entender que para algunos no puede haber descuido, dice otro viejo refrán “la ocasión hace al ladrón” y tanto en la Tragedia de los Ucevistas de 1976, de la que habla el Comandante como la que ocurrió el día de ayer con el Helicóptero de la Policía Nacional Bolivariana: Honor y Gloria al Caído por Dignificar la Patria!!! Diría nuestro Comandante # Hay momentos en los cuales la historia, es un legado a revisar para que algunas cosas buenas se repitan o NO

  • 12 septiembre 2013 / 01:09 pm

    A Analexis Ramirez………….mi bella amiga.
    Hoy, después de 35 años, no se porque, he pensado muchisimo en ti Analexis, mi amiga del alma, a quien tanto quise y con quien tanto quería, fallecida en esa horrenda tragedia, nos arranco del alma, quedamos desgarrados y sin aliento, me vacié en dolor y llanto, al irse nuestra amada ANALEXIS y nuestros mas amados amigos del Orfeon UCV, tantos sueños, luego se fue Angel Rosado. Analexis mis momentos mas felices de mi vida los viví en esa época, época que nunca volverá, tiempos de residencia universitaria la Campi, La Sra. Manola , tiempos de utopía , tiempos de jugar memoria y de sueños, de tanta ilusión , de tanta belleza , de tanta sencillez y sensibilidad social, tiempo de represión y allanamientos, tiempos de persecución política y asesinatos a jóvenes venezolanos, tiempo del asesinato de Noel Rodríguez, Jorge Rodríguez y Salvador allende, tiempos de Nihaus, tiempos de la tierrita del túnel del cuartel San Carlos, tiempos de cantos, protestas y esperanzas ….. Analexis tu sabias lo que estaba ocurriendo en ese momento, en esa hora dura, por eso tu canto al Gloria al Bravo Pueblo, Bendito sea Dios, hora implacable, hoy 35 años después, escribo con lagrimas en los ojos, siempre queda el duelo en el alma, dificil de superar y escribo con sentimiento de saber que ustedes se fueron cantando el glorioso Himno Nacional de Venezuela , algún día me reencontrare con todos ustedes y viviré de nuevo esas hermosas reuniones de canto deleitando mi oido y mi alma en l caracas de los años 70…….. la vida pende de un hilo, el tiempo, lapsos de tiempo, todo tiene su tiempo. solo nos vemos por un lapso de tiempo y ya.

  • Jose Leon
    09 noviembre 2013 / 10:11 pm

    Yo fui en aquel entonces un gran admirador, y lo sigo siendo, de aquel orfeon universitario. Siempre recuerdo a aquellos panas en la plenitud de su juventud, inspirandonos grandes emociones al oirlos cantar de aquella manera tan hermosa como lo hacian. Yo era apenas un adolescente que estaba comenzando el bachillerato, y fui testigo del primer extra que transmitieron por television donde el locutor daba aquella terrible noticia: “Hace pocos momentos se estrello el orfeon universitario en las Azores”. Ante aquella dantesca y terrible noticia quede petrificado frente al televisor. No queria aceptarlo. No queria creerlo. Me negaba a creerlo. Yo estaba muy emocionado con la presentacion de los muchachos en españa, dias antes yo habia estado pendiente de las presentaciones y conciertos que ellos habian realizado antes de partir en aquel fatidico vuelo. Y de manera tan repentina todos aquellos sueños e ilusiones se esfumaron, nos fueron arrebatados por la profunda oscuridad de aquella noche

  • Jose Leon
    09 noviembre 2013 / 10:11 pm

    Por eso hoy despues de tantos años sigo recordandolos con mucho cariño y con un dejo de triste nostalgia. En estos dias quiero ir al panteon donde los muchachos descansan, alla en el cementerio del este, para llevarles un saludo y redirles postumo honor. Jose Leon. 09-11-2013

  • 14 diciembre 2013 / 06:12 pm

    Con mucho dolor recuerdo todavía, y nunca lo olvidaré, la tragedia de Los Azores. Allí perdí a Coromoto Linares Pinzón, mi compañera sentimental en ese momento. En realidad, Coromoto no estudiaba Farmacia sino Letras y vivía en un apartamento del edificio en donde está la Asociación de Profesores de la UCV. Tampoco me olvido de su familia, a quienes apreciaré para siempre. Con ella, con “Corito” conocí Barinas y sus pueblos, caseríos y ríos. Con ella recorríamos las tascas de Sabana Grande, de bohemia, siempre acompañados con su guitarra Tatay (que la mantengo en mi casa)y de su dulce voz. Con ella vivimos la UCV, esos tiempos maravillosos de mediados de los setenta. Nos despedimos abordo del Hércules, en Maiquetía, de ella y todos los amigos del Orfeón. Pero,por encima de todo, cada vez que la recuerdo siento una gran tranquilidad y paz, la rabia de perderla se transformó en un sentimiento más sublime y eterno.

  • Annabella Cabrera
    26 abril 2014 / 09:04 pm

    Que te puedo comentar. Me ha impactado la foto, al verla, que cantidad de sentimientos se desatan en uno,y me retrotraen a cualquiera de los tantos conciertos en que disfruté con ellos, y recordar de nuevo aquel profundo dolor. Ver a Luz Maria, a Mercedes,a Lila, a Bimba, a Darío, y recordar a muchos de los otros,como Dora y la Sra Padrón, que también se fueron y quice mucho, se me arruga el corazón ante tanta pérdida. Esta foto es bastante anterior a la tragedia, pues en ella están la mayoría de los compañeros de mi época, que felizmente no fueron a la gira y aún estamos aquí. Estoy muy conmovida, Ellos están cantando para nosotros en otra dimensión,junto a mi hijo Ernesto también músico. Les doy a todos mis bendiciones, fue mi época más feliz y les recuerdo siempre.

Haga un comentario