Del Cuartel

Fuerte José María Carreño

11 Comentarios

Ese cuartel se llama así porque mi general Martínez Cafasso, comandante de la División de Caballería, me dijo: “Chávez, mi promoción pasa a retiro, la promoción Carreño. Yo quiero que ese fuerte se llame José María Carreño”. Además, él firmó una resolución interna, mandó a hacer un busto de José María Carreño. Me lo mandó para acá en una avioneta. Yo me encargué de la placita, los bancos junto con el sargento González Martínez, Tinaquillo, muy buen compañero. A veces yo tenía que darle la orden de que no echara más chistes, porque uno se iba a reventar de reírse: “Sargento, no eche más chistes, una orden”. Se tapaba la boca. Unos chistes… y además, los echaba en ráfaga: ¡pun, pun, pun! Pero muy bueno, era suboficial, pero como un oficial para todos. Yo no tenía distinciones. Siempre quise unificar eso hace tiempo, porque vi que a los hijos de los suboficiales los trataban en muchas partes como si fueran “subhijos”, pues, menos que los hijos de los oficiales. Y las mujeres de los suboficiales como si fueran menos también. ¿Qué es eso? Desde entonces yo tenía ese sueño que ahora veo hecho realidad: oficiales técnicos.

Entonces viene Martínez Cafasso, hacemos la plaza, sembramos una gramita y tal. Como ellos se iban de baja en julio, él invitó a algunos compañeros de promoción y vinieron como doce generales de división, de brigada, uno que otro coronel. El cura de la división vino. Entonces tuve que buscar los tres Pinzgauer míos, pedí prestados los dos que tenía la Guardia, y otro camión, un M35. Ninguno era nuevo, eran unos camastrones, pero tenían fuerza en el motor. Hicimos la columna en el aeropuerto. Llegaron todos en varias avionetas y un avioncito, un Arabas lleno de generales. Teníamos que ir para el cuartel y después una ternera en el pueblo. Bueno, para el cuartel.

Se pegó primero el camión, el M35, se pegó después el de la Guardia. Los generales se iban pasando, ya no cabíamos. Se pegó el otro de la Guardia. Quedaban los tres míos, tracción en las seis ruedas. Se pegó el primero. Cuando quedaba uno solo ya no cabíamos. Iban a pié algunos. Entonces me dice Martínez Cafasso: “Chávez, ven acá, compañero”, y vienen los generales llenos de barro, pero eran soldados todos, ninguno estaba murmurando, estaban gozando más bien: “¿Este es Apure?”. “Este es Apure. Para que conozcan el llano en invierno, mi general”. “¡El cura!, ¿dónde está el cura?”, dijo Martínez Cafasso. Viene el cura. “Que traigan el agua bendita” y todo. Nos paramos en un morrito de barro, y dice Martínez Cafasso: “Chávez, ¿en qué dirección queda el escuadrón?”. Le dije: “Allá, mi general, en aquella mata que está allá, la mata de la guacharaca, ahí a la izquierda”. “Bueno, señor cura, proceda desde aquí, a inaugurar la plaza”. ¡Esa plaza se inauguró desde la mitad!, ahí donde está el Paso de los Niños, porque ahí nos pegamos toditos un día y cada oficial traía sus niños. Llegamos al pueblo con los niños al hombro, el barro hasta la rodilla o más arriba. Así se inauguró esa plaza del Fuerte José María Carreño. Recuerdos de soldados.

Les metimos duro a los gringos

Comandante

 
11 Comentarios
  • MARIA ROMAN
    24 septiembre 2012 / 11:09 pm

    me hace rrecordar a mi viejo LUIS ROMAN mi papá y sus cuentos cuando ivamos a AGUARO a pescar y se pegaban los carros en el paso antes de llegar agarsita

  • DORA CEBALLOS
    02 octubre 2012 / 12:10 pm

    Por eso la guardia, la nueva Policía Nacional, el Ejercito Nacional, La Milicia Bolivariana, estaremos unidos como una familia y usted mi comandante seguirá siendo nuestro comandante, porque a pesar de ser militares, somos una familia, nos queremos, con respeto, a todos por igual….Se le quiere, muchísimo, por ser quien es……..”UN PADRE PARA MUCHOS,COMPAÑEROS”

  • 09 octubre 2012 / 05:10 pm

    jajajajaj, historias que nunca olvidaras!!

  • 17 octubre 2012 / 09:10 pm

    Ademas de la narracion, se aprecia el contenido social. Se evidencia este contenido en el sentido humanitario y de igualdad que aspiraba chavez para los militares y sus familias. Demuestra el sentido de inclusion. Y eso viene dado por las injusticias que mi presidente observaba de los gobiernos de la epoca para con ellos. Ademas destaca el humor en la escena de la plaza; aspecto caracteristico en las narraciones de mi presidente.

  • 23 octubre 2012 / 01:10 pm

    un anécdota que seguramente nunca olvidara pero se cumplió la misión ja ja ja ja

  • DORA CEBALLOS
    12 febrero 2013 / 05:02 pm

    ..”UN PADRE PARA MUCHOS,COMPAÑEROS” :)

  • 16 marzo 2013 / 07:03 am

    MI COMANDANTE TU SENSIBILIDAD HUMANA PREVALECIO

  • 17 marzo 2013 / 02:03 pm

    Mi querido comandante siempre tan humanista

  • 19 abril 2013 / 06:04 am

    En esa placita pase yo muchas tardes una navidad y un año nuevo. Era diciembre del año 2002, en pleno paro petrolero, me integré al Proyecto Paleozoico 2D que PDVSA iniciaba en la zona. Suelopetrol acordó con el Ejercito Venezolano que el Fuerte Carreño fuese nuestro hogar durante el proyecto. El 18 de diciembre el proyecto se detuvo por el paro de PDVSA, mis compañeros regresaron a sus hogares y a mi, por ser de Recursos Humanos me toco permanecer en el fuerte hasta el 26 de febrero del año 2003. Tuve el honor de vivir en esas instalaciones donde vivió El Comandante Hugo Chavez, innumerables veces comí el el comedor de oficiales donde el estuvo tantas veces. Cuantas tardes de soledad añorando a mi familia esperaba la noticia del fin del paro sentado el los bancos de esa placita vi como el llano se tragaba el sol y poco a poco la oscuridad se apoderaba del cielo para dar paso a las estrellas y la luna. Esa luna plena que Chavez nombró aquel 08 de diciembre.

  • 18 enero 2014 / 09:01 am

    ¨Chávez el Justo¨ su eterna lucha por la igualdad, incluso, en situaciones, momentos y realidades ignoradas por muchos. ¡Un visionario de aquí hasta la eternidad! ¡Hasta siempre mi amado Chávez!

  • 18 enero 2014 / 09:01 am

    Geografía, política, historia…todos un estadista, ¡ese es Hugo!

Haga un comentario