Felipe Acosta

10 Comentarios

Hicimos una misa en la Academia Militar el primero de marzo, en honor, in memoriam, a un buen soldado que se nos fue en El Caracazo, junto al pueblo. En aquella tragedia perdimos al “Catire” Felipe Acosta Carlez. Hay un corrío, que anda recorriendo los llanos y los valles de Venezuela, que me salió del alma. Yo estaba muy enfermo ese día, con lechina, y recuerdo a una vecina y comadre, esposa de un compañero de armas, que me gritó por la ventana de la casita donde vivía con mi familia: “¡Hugo, mataron al ‘Catire’ Acosta!”. Con el llanto y el dolor, esa misma noche tomé esa frase de mi comadre. Esa voz nunca la olvidaré: “Mataron al ‘Catire’ Acosta”. Ya estaba muerto a esa hora del primero de marzo en El Valle, en El Caracazo.

Una muerte muy extraña, como muchas de esas muertes que quedaron en el camino. El “Catire” Acosta era uno de los jefes del Movimiento Bolivariano y lo mandaron a cumplir una misión por allá. Y él, valiente, conciente, parece que estaban disparando desde el cerro y habían herido a un soldado por allí en El Valle. Entonces, él se metió y dijo: “No, vamos hasta allá a capturarlos o a neutralizarlos”. Se fue con un grupo pequeño de soldados y en el camino recibió un tiro en el pecho. Me cuenta un sargento que iba detrás de él, con quien hablé después para preguntarle me miró y dijo: ‘Me mataron’”. Fue un buen amigo y un gran soldado. Nunca lo olvidaré y se lo dije a su madre, que es también como la mía. La viejita se vino del Guárico a la misa con sus hijos, sus nietos y bisnietos, con sus leales y amigos de toda la vida, los compañeros de la promoción Simón Bolívar que le vimos siempre de primero.

El “Catire” Acosta era como el Negro Primero. Siempre iba de primero en el trote, en la carga de caballería, en el avión para lanzarse de paracaídas, a la hora de cualquiera actividad estaba siempre ahí. Siempre con su estilo, con su alegría, llanero del Guárico, con su empuje el “Catire” Felipe Acosta. Cristóbal Jiménez me ha honrado grabando aquel poema “Mataron a Felipe Acosta”. Y ese poema era premonitorio. Una vez lo declamé en el teatro de la Academia Militar y me llamó un grupo de jefes militares: “Mire, mayor, y usted por qué dice eso”. “Bueno, un poema”. “¿Pero qué poema es ese?”. Un poema y entre otras cosas anuncia lo que venía. Yo no pude venir a su entierro, no pude despedirme físicamente. Pero muchos de los muchachos, especialmente del Ejército, me cuentan que fueron a ver su cadáver en el gran salón de la Academia Militar donde estaba en capilla ardiente; a jurar delante de su cadáver la lucha, a jurar la batalla, a jurar la patria de nuevo. Así que la muerte de él fue vida y aliento para muchos, por eso no es muerte. “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos”.

Recuerdo cuando se juramentó en el Movimiento Bolivariano. Su esposa había salido a hacer mercado. La señora Cecilia se llevó la niña mayor; era sábado y él se quedó cuidando los niños más pequeños. Yo fui a buscarlo a Mata Redonda, por allá en Maracay, porque teníamos reunión y él iba a juramentarse ese día. Así que se trajo a los niños. Yo le tomé juramento de darle la vida a la patria y los niños vieron a su padre y levantaron la manita. Juraron con él, son como hijos de todos, ¡Gloria a ti, hermano Felipe Acosta! Dice el poema, en una parte que se la tuve que quitar, porque era demasiado abierto lo que se quería decir en esos años: Quien lo mató no imagina lo que vendrá en adelante / ni la fuerza que ahora palpita dentro del alma de estos pueblos que tienen siglos con hambre / luchando a tambor batiente contra el invasor infame.

En una ocasión, tenía como año y medio que no lo veía, y nos vimos aquí en Fuerte Tiuna y como siempre me grita de lejos, y viene un abrazo. Recuerdo que le dije: “¡Epa, no me dejes solo!”. Me dijo: “¡Jamás te dejaremos solo!”, y ahí le metí entonces al poema ese pedacito: ¡Epa, no me dejes solo! / ¡No te nos vayas compadre / que el cacique Guaicaipuro reunió sus tribus del Valle / que José Leonardo Chirinos ya levantó su negraje / que Francisco de Miranda izó las velas del Leander / que Simón Rodríguez anda reventando oscuridades / No te nos vayas ahora / No te nos vayas compadre / Y ayer mismito en la tarde despertó el Catire Páez / que mi general Bolívar en junta de comandantes recibió a Ezequiel Zamora y a todos sus federales / que el cielo está encapotado anunciando tempestades / no te nos mueras ahora / no te nos mueras, compadre.

/ / / / /

Maisanta

Corrío del Catire Acosta

 
10 Comentarios
  • 25 septiembre 2012 / 12:09 pm

    Muy emotivo y una gran demostración de lealtad. Dios tenga en su gloria al “Catire Acosta” y a todos aquellos que dejaron esta vida muy ràpido.

  • 12 octubre 2012 / 06:10 pm

    De verdad que todo ese verso del catire Acosta Carles decia lo que venia, fue premonitorio, me conmueve mucho leer ese poema, que sale del alma, uno siente algo por dentro, como que sintiera su perdida de verdad, a leer ese verso completo, lo he escuchado del presidente, porque fue quien lo inventó, por ahi hay videos todavia, y la letra la lei en una de esas imprentas que dan periodiquitos gratis, en folletos y creo q en una revista revolucionaria!! vale lapena leerla toda, lástima que no lo escribio completo alli!!

  • 23 octubre 2012 / 01:10 pm

    Se siente en el relato la tristeza mi comandante pero hoy aun cuando en lo físico no se encuentra entre nosotros hay un pueblo, una revolución y unas ideas que lo hacen estar vivo sentimiento al amigo gloria al patriota

  • 28 octubre 2012 / 04:10 pm

    Gran verdad Sr Presidente que bueno que recuerda muchas cosas que la gente no me cree FELIPE ACOSTA CARLEZ (TARZAN) como lo apodabamos en el Cuartel Paez Batallon de Paracaidistas Antonio Nicolas Briceño, fue mi comandante de Peloton

  • 02 enero 2013 / 04:01 pm

    !!UNA GRAN PERDIDA LA DE UN AMIGO..!!HERMOSO POEMA NO ME DEJES SOLO…(PRESIDENTE MILES DE PERSONAS LO ESPERAN DE VUELTA A SU BELLO PAIS…NUNCA ESTARA SOLO!!!CUENTA CON UNA HERMOSA COMPAÑIA LA DE DIOS.. DE NOCHE Y DE DIA!!!MIL BENDICIONES!!!

  • 30 enero 2013 / 03:01 pm

    !!cuenta siempre con una hermosa compañia!!!”CRISTO REDENTOR!!..Y TODO UN AMOR DE SU HERMOSO PUEBLO!!!!QUE SIGUE DIA,DIA ORANDO!!!POR SU SALUD!!!QUE VIVA CHAVEZ!!!

  • 10 febrero 2013 / 02:02 pm

    El catire acosta lo conoci personalmente aqui en barinas,cuando fue jefe del fuete tavacare y recuerdo a ese hombre alto y capino dando ordenes a sus soldados en ese regimiento,yo simplemente era un muchacho que cantaba gaitas y aguinaldos y eso nos dio a conocer,porque forme parte del conjunto de gaitas de ese batallon,el cual gano el segundo lugar en los años 80 y eso lo hiso feliz alla en san cristbal donde se realizaba ese encuentro entre batallones.recuerdo que me dijo muy alegre,ese tema puso a bailar a todos muy bueno y de verdad me gusta porque se trata del hombre que dio la libertad,SIMON BOLIVAR.

  • Paracaidista
    12 febrero 2013 / 10:02 pm

    EPALE Marco entonces eras de la 1ra Cia? y quien era tu comandante de Compañia? lo recuerdas ? a la del Cmdte de Batallon…. eso fue en el 81.. yo era de la Mando Apoyo y Servicios

  • 15 marzo 2013 / 10:03 am

    ERES ÚNICO COMANDANTE… CUÁNTA HISTORIA… NO ALCANZARÁ LA VIDA PARA CUMPLIR TÚ LEGADO

  • 15 marzo 2013 / 10:03 am

    Increible como el Presidente en cada cuento logro conjugar historia, realidad, amor y ese sentimiento de lucha por los nuestros y por la patria que cada dia se acrecenta en nuestros corazones y permanecera por siempre…como te extrano querido ananero!!!

Haga un comentario