El rumor de La Muerta

24 Comentarios

¡Mire!, este tema de los rumores y como un rumor y otro bien planificado, de manera perversa, puede alterar la paz, la tranquilidad de un pueblito, o de un grupo humano o de un país completo. Hay muchos ejemplos que uno ha vivido. Yo les voy a contar uno:

Cuando éramos cadetes había uno llamado José María Morales Franco. Le decíamos Willy Mora, un cadete muy famoso. Yo le guardo mucho afecto y recuerdos. Coincidimos en el pelotón, nos hicimos amigos. Él era más antiguo. Varias veces salimos por Caracas de permiso, a una fiesta. Él cantaba muy bien. Allá está en Maturín, pidió la baja de teniente. Willy Mora era un personaje. Éramos de la sala de periódicos, porque yo dibujaba más o menos, y me gustó siempre el trabajo de cartelera desde niño. Sacábamos un periodiquito con un multígrafo. Me gustó siempre todo eso: escribir, dibujar, leer, las ideas pues. Él era el jefe de la sala de periódicos. No dibujaba nada, pero era muy creativo.

A veces Willy, en las noches, hacía brujería en la sala. Jugaba la “ouija”. Nos llamaba a los nuevos y salía con una capa negra, una capucha ahí. Tenía su show con la “ouija”. Willy Mora cantaba en una discoteca llamada La Cueva del Oso, en Plaza Venezuela. Uno iba de vez en cuando, una novia por ahí. Una noche estoy allí cuando veo a alguien que sale cantando en liquiliqui. Yo estaba de civil sin permiso, porque no daban permiso para vestirse de civil. Entonces, Willy Mora dice: “Le doy un saludo a los brigadieres que están de civil, allá”. Él cantaba ahí los sábados y domingos cuando salía de permiso. Cantaba muy bien, Willy Mora.

Varias veces estuvo arrestado. Una vez lo pusieron a cantar en la clausura de unos juegos inter institutos. Salió con una capa y comenzó a cantar: “Ay Rosa, Rosa dame de tu boca, esa furia loca que mi amor provoca”. Ese era Sandro, ¿te acuerdas de Sandro? “Ay Rosa, dame todo tu sueño, dueño de tu amor quiero ser, ay dame de tu ayer, las heridas…” Él bailaba, se movía mucho, y en la escuela militar de aquellos años la cosa era más rígida. De repente se quita la capa, la lanza al público y le cayó encima al general. El general se puso rojo, colorado. De ahí salió para el calabozo Willy Mora. Pero él iba cantando, ese era feliz. Yo una vez le dije: “Mi teniente, usted se equivocó de carrera”. “Es verdad, yo creo que me equivoqué de carrera, yo no he debido ser militar”.

Willy Mora un día inventó algo. Llegó al pelotón una madrugada y se armó un alboroto. Nos levantó a dos o tres de nosotros, después despertó al otro, y al brigadier. Tenía cara de horror. “Miren como estoy frío, me acaba de salir la muerta”. Vino con un cuento de que una muerta salía en la reja de la enfermería, donde yo monté mucha guardia. Luego echaba el cuento toda la mañana. Lo llamaban los alfereces: “Mira, nuevo, ¿cómo es el cuento?”. Además tenía una gran capacidad histriónica. Él decía: “Mire, mi alférez, yo estaba así con mi fusil caminando, pasando revista, y de repente siento como un silbido que pasa: ¡pis! Di la vuelta y está bajando una nube blanca. Y me digo: ‘¿Será que estoy dormido, o será mi brigadier Izaguirre Guarisma?’”. Era un brigadier que se encamaraba en los techos y pasaba revista. Decía que al que le llegara cerca estaba raspado. Uno tenía que estar pendiente del techo, porque él, a veces, se venía por el techo.

Primero uno lo tomaba como un chiste, un cuento, ¿no? Pero él insistió tanto y después eso corrió como pólvora. A mí me tocó montar guardia tres días después en la bendita reja esa, y les juro que monté guardia electrizado por el miedo. Porque es una cosa oscura y como es la enfermería, parece que ahí se murió alguien una vez, no de un tiro, se murió de un infarto. Entonces en la lavandería decían, para echarle cosas al cuento: “No, ahí se murió una señora hace como veinte años de un infarto, cayó muerta”, “esa debe ser la de la lavandería”, “no, que a lo mejor es no sé quién”. Empezaron los cuentos.

Aquello generó un estado de pánico en las noches. Un nuevo, por allá, en el gimnasio le echó un tiro a un brigadier que andaba pasando revista. El brigadier Rondín andaba pasando revista por los puestos; el nuevo estaba lleno de miedo y entonces vio, ¡pam!, y le echó un tiro. A los pocos días llegó corriendo a la prevención, en la madrugada, otro cadete de segundo año, sin casco y sin fusil. Dice que vio a la muerta.

¿Saben en qué terminó todo? Como dos semanas después, un estado de pánico en las noches. Primero dieron la orden de que no se apagaran las luces de noche, todas las luces prendidas. Segundo, que nadie montara guardia solo, sino de a dos. El pánico prende como la candela. No estoy exagerando nada de esto. Y además de todas estas medidas, y otras que no recuerdo, muchas charlas. Me acuerdo que nos llevaron a todo el batallón a recorrer los pasillos y el cura, viejito ya, adelante echando agua bendita. Todos íbamos rezando. Parecía aquello un seminario, parecíamos monaguillos o seminaristas. Ahí en la reja esa se hizo una misa para que llegara la calma al batallón de cadetes.

La arepa de El Caviar

Rebelde ante el atropello

 
24 Comentarios
  • ZAIDA ARENAS
    22 septiembre 2012 / 12:09 am

    amaneceré leyendo., que buenos Presidente., felicitaciones…

  • LUIS
    23 septiembre 2012 / 03:09 pm

    ES MUY CIERTO LO DE LOS RUMORES, AQUI EN MATURIN, SALIA DEL CEMENTERIO VIEJO UN JINETE SIN CABEZA, IBA POR LA CALLE MARIÑO Y REGRESABA POR LA JUNCAL, LOS QUE VIVIAMOS CERCA DEL CEMENTERIO, NOS RECOGIAMOS TEMPRANO PARA NO VERLO, HASTA QUE SE DESCUBRIÓ QUE ERA RAMÓN RUIZ, MI ABUELO, QUE AMARRABA EL CABALLO DENTRO DEL CEMENTERIO, COMO VIVIA AL LADO, Y NO TENIA PATIO, SALIA ARROPADO A PRENDER LAS PLANTAS DE GASOIL, EN NEGRO PRIMERO, UN BARRIO CERCA, CALENTAR LAS MISMAS Y PRENDER LAS LUCES EN MATURIN,

  • emilia rosales urbaneja
    24 septiembre 2012 / 01:09 pm

    jajajja me da risa los ceuntos que hechan de fantasmas, y el del camarada Luis que termino siendo falso lo del jinete sin cabeza, por eso es que digo, que aveces cualquiera dice ver algo y lo repite mil veces que se hace leyenda, pero muchas de esas historias son ciertas, aunque los fantasmas asusten, eso es verdad, esta vida no termina aqui, seguiremos viviemdo sabe Dios en que plano, solo los que mueren antes de tiempo, por equis causa, quedan en este mundo esperando su tiempo de partida!mo que alguien lo redima!

  • 26 septiembre 2012 / 11:09 pm

    jejeje, estan bien esos cuentos, porque si es sierto, es tanto lo que desimos creer visto,o aver visto, que a la final se combierte de un cuento, una leyenda. Pero en estos momento de vemos estar mosca, esos cuentos macabros que usa o prolifera la oposicion como arma politica. pudiera tener efecto. en nuestas mente si las dejamos avanzar si frenos. ya que los medios de comunicacion privados ( RADIOS PRENSA Y TELEVISION )no estan jugando el papel periodista, de informador, ellos pasaron a ser la fuente propagandistica de los partidos de oiposicion de este estado de gobierno. y jamas dejaran de ser lo que son.

  • 11 octubre 2012 / 02:10 pm

    JIJIJIJIJIJ… Q AVENTURAS!!!!!!!!!!!

  • 18 octubre 2012 / 09:10 pm

    Yo pienso que si es cierto , se han visto casos por aca en carora. Dicese que en la carretera vieja via Rio Tocuyo salia una monja pidiendo cola, pero quien carajo se va a parar de noche en esa carretera a dar una cola ?? Tremenda sorpresa y mayusculo susto los que al pasar y la veian alli!!! Pues como nadie se paraba se le aparecia en el asiento de adelante. O de atras..!!! Que susto ..!! Muchos , segun cuentan perdieron la vida del susto estrellandose en algun barranco.alli les dejop esto. FRAGO.

  • 19 octubre 2012 / 06:10 am

    Que buena reflexión,no podemos creer todo lo que dicen, pero imaginece quién iba a pensar que se le permitio que mantener la luz encendida toda la noche.

  • 25 diciembre 2012 / 03:12 pm

    Cierto esto sucede en todos los institutos militares, en mi tiempo sucedió algo similar, un domingo en la noche al regreso de franquía, aproximadamente a las doce de la noche, alguien dijo que uno de los alumnos, se transportaba, esto causó pánico general, yo de guardia en la garita sur, el compañero de la garita norte estaba tan aterrado, que me dijo que se iba para el dormitorio, trajeron al cura, todo el personal despierto. Al día siguiente la noche estaba de terror, luna llena, una brisa fuerte, formación general a las 2100 unas vueltas al patio el batallón completo y a dormir todos cansados.

  • 26 diciembre 2012 / 07:12 pm

    En el cuartel libertador en maracaibo se dice q un soldado se ahorco en la parte donde se guarda los camiones y aquello es un terror absoluto. Se ha llegado a decir q aquel soldado q sea novedoso montara guardia en los camiones como medio de castigo…

  • 02 enero 2013 / 07:01 pm

    jajajajajajaja, esta buenisimo el cuento, pero no esten creyendo en muertos ni fantasmas, que eso es puro cuento, ya vieron que fue un invento del teniente wily mora, te quiero comandate, recuperate, te necesitamos

  • DORA CEBALLOS
    26 enero 2013 / 08:01 pm

    JAJAJAJAJA, :) LOS MUERTOS SABEN A QUIEN LE SALEN…. dc

  • 26 enero 2013 / 09:01 pm

    !!yo solo CREO QUE LOS MUERTOS LE SALEN A QUIENES LE HACEN DAÑOSSSSS!!!!…CHAVEZZZ VIVIRA Y VENCERA!!!!

  • 17 febrero 2013 / 06:02 pm

    Ese catire Wili Mora, Caripero, Histrionico y Chistoso; muy buen personaje, doy fe de lo que dice el comandante por haber vivido en carne propia y con estos ojos los chistes y las canciones que interpreta. Ademas Interpreta a Ricardo Montaner, Juan Gabriel, Javier Solis, RaPhael y pare de contar. Que personaje Wili Mora, lo conozco desde Nino porque el es Compadre de mi mama y mi papa porque ellos le Bautizaron a una nina preciosa hace ya como 22 Anos

  • DORA CEBALLOS
    17 febrero 2013 / 06:02 pm

    NO ME ASUSTAN SOMBRAS, NI ME ESPANTAN MUERTOS….
    El llano, llano, tierra de un espejo clarito, donde se peina la garza, donde la maraca engarza al capacho mas bonito. Que lindo mi pais, mi cultura, “TE AMO VENEZUELA” eres linda!…dora

  • JOSE
    12 marzo 2013 / 09:03 am

    MUY ELOCUENTES LAS HISTORIAS DE CHAVEZ..PARA NO ABURRIRSE!!!

  • 12 marzo 2013 / 10:03 am

    Es increible pero esto hace que lo sienta alli riendose y pidiendo mas cafe y seguia echando los cuentos la verdad no pudo ser mas acertado hacer este libro con los vuentos y cuantas cosas no hay de el para hacerla libro y que nos conforte ? sera muy bien recibido cuando salga lo que pienso sera mucha bibliografia sobre sus alocuciones

  • 22 marzo 2013 / 04:03 pm

    Excelente cuento, lo viví al leerlo!! Como te extraño mi presidente, solo tu eras capaz de provocar tal emoción al escucharte: Viviras por siempre en mi corazon

  • 22 marzo 2013 / 04:03 pm

    Muy bueno los cuentos de el Arañero. Como hago para conseguir un libro de ese. Vivo en Maracay. Se pueden comunicar con mi corrreo. Josis61@hotmail.com.

    • J. L. A.
      22 marzo 2013 / 05:03 pm

      Amigo, acérquese a la Librería del Sur de Maracay que ahí le pueden ayudar a tener un ejemplar de “Cuentos del Arañero”. Un abrazo.

  • 22 marzo 2013 / 06:03 pm

    Gracias, por la información. Espero conseguirlo en esa libreria. Feliz noche.

  • 05 mayo 2013 / 10:05 am

    Historia amena y pintoresca, pero cargada con una gran verdad. El miedo es el arma más poderosa que existe. Por otro lado, es imposible no imaginar al Comandante narrando la historia y riéndose de ella.

  • Keylin
    06 septiembre 2013 / 07:09 pm

    Que orgullosa estoy de mi tio Willy Mora todo un personaje, histrionico, creativo, simpatiquisimo ocurrente, muy talentoso, excelente cantante, de su Caripe estado Monagas.

  • 18 octubre 2013 / 05:10 pm

    Los relatos del Comandante Chávez, son verdaderamente descripciones de un momento histórico que le toco experimentar en sus inicios de la carrera militar, que bello es notar sus vivencias al alcance de tod@s: en un cuartel militar siempre abran historias reales, e historias sobrenaturales comprenderlas ya es asunto del lector y sus creencias, pero, sin dudas el rumor, el crear ese estado de incertidumbre de verdad crea personas con las capacidades minimizadas y en una institución armada eso es super riesgoso ;creer es valiosísimo siempre y cuando se actúe de acuerdo al bien, a la buena voluntad, a la razón. Gracias a creer es que avanza la humanidad,dentro de creencias positivas o negativas se deben tomar en cuenta los valores humanos que hacen posible la vida en convivencia de allí que hoy siga cantando ese “Cadete” del relato de fantasmas….

  • 19 enero 2014 / 12:01 am

    Leía y era como escucharlo directamente de su propia voz ! Te Extrañamos Presidente Chávez! Gracias Arañero por los recuerdos que nos dejaste !! Por Siempre en nuestros corazones!

Haga un comentario