Del Cuartel

La arepa de El Caviar

¿Quién se acuerda de aquella arepera? ¡El Caviar! Se acabó El Caviar, vale. Más de una vez tuve que darle como cien vueltas al patio. ¿Saben por qué? Había un alférez en la prevención que era un inmoral. Uno venía  …

Rebelde ante el atropello

¡Era un lujo la leche condensada! Recuerdo una vez un superior mío, inmoral, por allá en el terreno. Íbamos a comer, abrimos la ración y me dijo: “Mire, recluta, le cambio este pote delicioso, exquisito”. Era una cosa horrible, tenía  …

La semilla

Aquí en la Academia me gané mi diploma de contrainsurgencia, curso de armas de apoyo, calificaciones. Vean, vean mi firma en ese tiempo. Una firmita ahí, novedosa. ¡Ah! Aquí está. Vean ustedes que yo no estoy inventando. Estos son los  …

El “Nuevo” bobo

Yo que estudié las comunicaciones militares, hay una cosa que llaman “radioescucha”. El enemigo habla por una frecuencia, bien, vamos a oír. Uno no entiende normalmente lo que ellos dicen, porque hablan en clave, códigos. Pero el solo hecho de  …

Cadavérico, habla Papo

Yo era subteniente y me correspondió hacer unas Instrucciones Operativas de Comunicaciones en un batallón. Y lo hice con un espíritu humorístico muy grande, tanto que me enredé la vida con varios superiores. Porque al capitán X que era un  …

Mantenimiento de tanques

Todos los viernes en los batallones de tanques, por tradición de muchos años, hay mantenimiento de los tanques, desde las siete de la mañana hasta las doce. A veces, uno comía con los soldados encima del tanque. Limpiando la grasa  …

El primer salto

Recuerdo la primera vez que me lancé en paracaídas. No se les olvide gritar: “¡Jea!” Claro, como uno está asustado tiene que gritar duro para darse ánimo y dar ánimo a los demás. Ese era yo que me asustaba, sobre  …

Fuerte José María Carreño

Ese cuartel se llama así porque mi general Martínez Cafasso, comandante de la División de Caballería, me dijo: “Chávez, mi promoción pasa a retiro, la promoción Carreño. Yo quiero que ese fuerte se llame José María Carreño”. Además, él firmó  …

Descargo

Yo entregué mi Batallón Briceño a la Patria, el 4 de febrero de 1992. Algunos se fueron, algunos de los muchachos murieron en la rebelión. El Batallón fue a prisión, los oficiales y los soldados, todos presos. Varios meses después  …

Esperola’o

Yo vine a comprar casa cuando era mayor, y eso, porque tenía un jefe de buen sentido humano. Trabajábamos en el Palacio Blanco. Un día íbamos a una conferencia en Maracay, y me dijo: “Mira, Chávez, tú hablas como un  …