Constanza y Oumarú

4 Comentarios

Había una vez una niña llamada Constanza. Constanza tiene diez años y vive en una bonita urbanización de Caracas. En la mañana se mete bajo la ducha y en quince minutos gasta unos cien litros de agua. ¿Qué te pareció? Ella vive con papá, mamá y sus dos hermanitos. La madre gasta ochenta litros de agua al día en sus labores domésticas, y quinientos litros a la semana para lavar la ropa. Cada día Constanza y su familia gastan unos dos mil litros de agua potable; en un mes sesenta mil litros; en un año más de ochocientos mil litros. Colorín, colora’o, el cuento se ha terminado.

Este es otro cuento. Oumarú es un niño de diez años que vive en un continente llamado África. En la aldea donde vive Oumarú no hay ningún río. Muy temprano, él y su mamá salen de la casa con unos recipientes que llevan sobre sus cabezas. Comienzan una caminata de siete kilómetros que les lleva a un riachuelo. Entre ida y vuelta tardan unas cuatro horas. Oumarú y su mamá se bañan en el riachuelo y la madre aprovecha para lavar la ropa. De regreso, bajo el ardiente sol, traen unos seis litros de agua no potable. Con esa pequeña cantidad de líquido cocinan los alimentos, sacian su sed y hacen las tareas domésticas. Caminan unas mil trescientas horas al año para buscar agua; en un año consumen unos dos mil litros. Al otro lado del mundo una niña llamada Constanza y su familia gastan esa misma cantidad en un solo día. ¿Qué les parece? Colorín, colora’o el cuento se ha terminado.

Bueno esto tiene que ver un poco con las realidades del mundo. Termino el comentario diciendo lo siguiente: uno que ha tenido la ocasión de visitar países como Arabia Saudita, Irán, Irak, Libia, para ellos un pocito de agua vale oro. Nosotros fuimos favorecidos, por la mano de Dios y de nuestra naturaleza, que tenemos ese gran Orinoco, Apure, Arauca, Capanaparo, Caroní, Caura, y grandes lagos. Somos uno de los países que tiene más agua dulce en el mundo. No la malgastemos. Cuidémosla y cuidemos con ello el equilibrio en el mundo.

/ /

Éxitos de siempre

Llegó el Meme

 
4 Comentarios
  • 29 septiembre 2012 / 06:09 pm

    Ojala que entre tantas peleas por poderes nos preoocuparamos por los pises mas pobre que los que de verdad sufren son los niños y el pueblo como tal. Es preocupante y lamentable, tengamos conciencia…

  • 30 septiembre 2012 / 05:09 pm

    Excelentes relatos que llaman a la reflexion! Es muy cierto la poca conciencia que tiene la gente con respecto a sentido de ahorrar el agua! Hace falta una mejor politica de comunicacion y propaganda para hacer eco de esta problematica de derroche del agua

  • 10 octubre 2012 / 10:10 pm

    Constanza y Oumarú es un ejercicio narrativo que nos permite extraer varias enseñanza, una de ellas está representada por el valor no como valor monetario o de cambio, aquí el Valor conlleva el uso del concepto de necesidad y utilidad; el agua como recurso es valiosa porque es necesaria para la Vida, la misma es útil para beber, ducharnos, lavar, cultivar alimentos…Existen muchos países que tienen suficiente agua en cambio hay otros que carecen de ella en cantidad necesaria, por factores geográficos o por cambios ambientales provocados por la inconsciencia del hombre, pero como buenos Venezolanos y adaptándonos al Plan de la Patria, debemos tomar consciencia y explicar con nuestro ejemplo que debemos “Seguir contribuyendo con la salvación de la vida en el planeta” y que mejor comienzo que utilizando de una forma racional éste recurso natural, necesario para la vida, tal como lo expresa en ésta historia nuestro Amado Comandante Presidente, reforzando los Valores Humanos!!!

  • DORA CEBALLOS
    11 octubre 2012 / 01:10 am

    SIEMPRE HE DICHO QUE VENEZUELA ES UN PARAÍSO, Y QUE NOSOTROS SOMOS LOS REYES Y NUESTROS HIJOS SON PRÍNCIPES, POR LA DIVERSIDAD DE RECURSOS CON QUE CUENTA NUESTRA NACION, SIEMPRE LE DOY LAS GRACIAS A DIOS,POR SU AMOR Y POR DARNOS ESE PRIVILEGIO DE VIVIR EN ESTE PARAISO… DEBEMOS CUIDAR LO QUE TENEMOS, PORQUE “”EL QUE NO CUIDA LO QUE TIENE A PEDIR SE QUEDA”"…

Haga un comentario